Comienza la aventura

¿Qué es lo que necesitas? La respuesta depende de quién te pregunta y cuándo. ¿Qué dirías que realmente necesitas? Si estuvieras perdido en el desierto y muriéndote de sed, tu respuesta sería “agua”. Si tu pastor te hace la pregunta durante un sermón, y especialmente si te dice “¿Realmente qué necesitas?”, entonces tu respuesta probablemente sería, “Jesús”. No obstante, si alguien te hiciera la pregunta alrededor de una taza de café, la respuesta probablemente sería: respeto, amor, comprensión, alguien que me escuche, autoestima, hijos obedientes, seguridad, control, algo emocionante—la lista termina donde terminan la imaginación y los deseos humanos. Bienvenidos a la palabra “necesidad”, uno de los términos más confusos del idioma moderno. Todos la usan, de hecho el verbo “necesito” puede ser una de las primeras palabras de un niño, siendo un descendiente directo de “dame.” Pero la palabra tiene un amplio y ambiguo campo semántico; puede expresar ideas que no tienen nada que ver entre sí. Por ejemplo, “Necesito unas vacaciones” es una manera cultural de decir que ya me estoy cansando de la rutina del trabajo. “Necesito el respeto de mi esposa” revela la creencia de que experimentaré un déficit psicológico en caso de que mi esposa no satisfaga esta necesidad psíquica percibida. “Necesito agua” es una manera de expresar una necesidad biológica verdadera que, si se nos niega, con toda seguridad nos llevará a una salud deficiente o incluso a la muerte. “Necesito sexo” típicmente es la expresión de un corazón lascivo, aunque el corazón se engañe a sí mismo pensando que sólo esta pidiendo llenar una necesidad biológica. Algunos significados casi son neutrales: una esposa dice a su esposo, “Necesitamos un galón de leche y una paquete de pan”. Otros significados están cargados de complicaciones: el esposo reclama, “Necesito que me dejes en paz”. ¿Qué queremos decir con el término necesitar o necesidad?

Anuncios